martes, 25 de julio de 2017

El iPhone y yo - Capítulo 11 Podcast Unicorn

En este capítulo del podcast, os cuento mi experiencia con el primer iPhone.







Os copio a continuación el texto del podcast por si no os apetece escucharlo. 

El texto es un guión por lo que no es exactamente lo mismo.

Soy Sansa y este es el Capítulo 11 que viene después del 12, porque me lo salté.

El iPhone ha cumplido 10 años, para muchos cambio el mundo… yo voy a contaros cómo viví su llegada y la relación o ausencia de la misma que he tenido


Y grabo este podcast, de guerrilla, saltándome el orden de los que tenía previstos…  por el aniversario y porque en una conversación con el amigo Dagarin me comprometí a hacerlo… Dagarin es mi padrino en Twitter (por él acabé entrando, porque era un gran fan y usuario de Twitter) y es un amigo 2.0 al que sigo en su blog y que hasta se ha hecho escritor en los últimos tiempos. Lo podéis encontrar en dagarin.com y en @dagarin


Vamos con el iPhone


Como todas las historias, hay que empezar algo más atrás.


Yo uso dispositivos electrónicos móviles desde hace tiempo. 


La historia completa la tengo pendiente y es uno de los temas de los que tengo claro que quiero hablar desde que empezó este podcast… pero vamos con el resumen.


Tenía una empresa y manejaba mucho papel arriba y abajo, así que hice varios programas en mi calculadora HP48 GX para usarla de agenda, tener allí tarifas de precios, llevar notas,…


Le tenía echado el ojo al Apple Message Pad con el SO Newton, pero no tuve uno hasta hace pocos años en que compré uno por eBay, lo que tuve fue varios Handheld PC con Windows CE, después Windows Mobile, más tarde una Palm LiefeDRive que tiene un disco duro Microdrive de 4 GB + tarjeta SD, 


Esos equipos los conectaba a una impresora, a  internet o usaba Fax con ellos combinándolos con los móviles: primero por Infrarojos: Ericsson GH688 con un módulo IR, Nokia 7110, Nokia 7650 (el primero con cámara)


Y después por Bluetooth o también Infrarojos con el Nokia 6600 que ya tenía aplicaciones, juegos, Google Maps, Gmail, Navegador Opera, suit ofimática con procesador de textos y hoja de cálculo (creo que rea Documents To Go),… 


después me ofrecieron una BlackBerry en el trabajo que rechacé, a favor de un HTC TyTN con Windows Mobile y teclado deslizante que tiene cámara con modo macro, Bluetooth, Wifi, lector tarjeta Micro-SD, el teclado, cámara frontal para video-conferencia y lapiz y que me hizo un gran servicio… este es el teléfonono que comenté en el Capítulo 1 que no tenía mini-jack


Yo, ya he comentado muchas veces, que tengo la costumbre de ir apuntando todo aquello que creo que es mejorable en los equipos que pruebo… y tras esos años y tantos equipos había cosas que quería que tuvieran:


La primera es más memoria (eso llegó con el Palm LifeDrive), otra cosa era un USB para poder conectar memoria externa.. Eso no llegó hasta los OTG y no todos los equipos lo tienen hoy en día, y otras cosa era UN INTERFACE ESCALADO PARA PODER USAR CÓMODAMENTE CON LOS DEDOS Y UN NAVEGADOR QUE NO DESTROZARA LAS WEBS… algo que casi, sólo casi se conseguía con el Palm


Entonces Apple presentó el iPhone…


Yo tuve la suerte de estar una temporada en Chicago aquel verano. Por las mañanas iba casi todos los días al Apple Store de la Michigan Avenue y hacía dos cosas…


Aprovechar el WiFi gratuito para usando mi HTC TyTN revisar el correo y contestar….


¡Y trastear con los iPhone!


Era como un sueño hecho realidad: la pantalla multitáctil con gestos, el interface diseñado como yo había pensado, esa inercia en los desplazamientos que le daba una sensación de interacción increíble… (esto es algo que tardó en llegar a otros sistemas y que ahora vemos normal, pero no lo era… de hecho si coges un equipo antiguo… sorprende que no tenga los desplazamientos y las transiciones… da la sensación de RUDO)


¡Me encantó el iPhone!... Pero tenía pecados:


No tenía copiar/pegar

NO tenía aplicaciones… eso me pareció lo peor con diferencia, era algo que me encantaba de Palm y Windows Mobile… (no.. No tenía. Ni querían que tuviera… la App Store vino más tarde)
No podías buscar un contacto en la agenda… NO TENÍA BÚSQUEDA… sólo valía ir deslizándote por las letras… aunque yo descubrí el truco de ir a mensajes o e-mail, empezar a escribir el nombre, lo encontraba en la agenda y desde allí podías entrar en el contacto para llamar, mandar mensajes o lo que fuera
No podías meter memoria externa, pero tenía bastante memoria interna… 
El reproductor de música o el carrete de fotos también eran alucinantes… 

Y EL NAVEGADOR funcionaba excelentemente bien. No deformaba las páginas y podías hacer zoom y desplazarte de forma natural.


Algunos defectos se corrigieron pronto como el copiar/pegar y lo más importante de las aplicaciones…


Yo quería un iPhone… pero mi compañía telefónica de entonces estaba en Vodafone (yo antes era de Movistar) y el precio libre era indecente.


Mi mujer estuvo a punto de regalarme uno trayéndolo de Bélgica… pero pensé que 600 € era demasiado y acabé pidiendo un BlackBerry Storm… del que ya os hablaré


Años más tarde, en 2015, me dieron un iPhone 6 de empresa… pero yo ya había empezado un camino con Android (desde el Nexus One al actual Note 3) y me aportaba y aporta menos que lo que me quita… aún así hay cosas que me gustan mucho de iOS como la cámara, el carrete (lo fluido que se ven las fotos… eso aún no lo he visto en Android)… después cambié de empresa y dejé el iPhone


Pero ahora mismo hay poquísimas probabilidades de que un iPhone se convierta en mi teléfono salvo si me lo dan en la empresa… otra cosa es el iPad… pero eso… es otra Historia


Nos vemos


No hay comentarios:

Publicar un comentario