lunes, 24 de julio de 2017

¿Qué pasa con la moda de los vinilos? - Capítulo 10 Podcast Unicorn

En este capítulo del podcast, hablo de la moda de los vinilos y qué pienso de ello



A continuación aprovecho el texto que escribí de guión, para resumiros el contenido, aunque es mejor que lo escuchéis.



Guión del podcast

Éste es un tema del que quería hablar desde hace ya mucho tiempo y acabó de rematarme la noticia de que habían sacado la discografía de los Beatles en vinilo… en una edición de lujo e incluso una versión más especial aún… ¡EN MONO!... ¿Estamos locos?

Que sí, que así es como se escucharía originalmente… pero esto yo ya lo tenía superado.

El caso es que yo hace tiempo que decidí dejar de comprar vinilos, y eso no va a cambiar ahora.

¿Por qué?

El disco de vinilo,  es completamente analógico por lo que la música está circunscrita a su soporte y no puedo sacarla de ahí a otro soporte si no es también de forma analógica.

O en un casete, o un minidisc, o convertirlo a MP3, de forma analógica, es decir, reproduciéndolo entero.

Lo que me convenció del formato digital, más allá del CD es la ubicuidad de la música… mi canción es un archivo y lo puedo mover donde quiera y por tanto utilizar diferentes reproductores, desde un reproductor dedicado a un ordenador, una tableta, el coche, el teléfono, en un CD en el equipo de música, escucharlo por streaming.

La búsqueda es otra ventaja, en los soportes analógicos, el avanzar, retroceder o buscar algo es mucho más complicado.

Nostalgia y satisfacción del formato vinilo aparte, e independientemente de la calidad de sonido, que no voy a discutir, lo que está claro es que el vinilo pierde calidad con el paso del tiempo y se estropea, se pueden rayar,.. Yo recuerdo canciones que cuando las escucho actualmente, aún espero el salto del vinilo que estaba estropeado… y sí me puede producir nostalgia… pero porque me recuerda a momentos y situaciones, pero el problema en sí no tiene nada de gracia ni valor… es un problema.

Yo tuve exclusivamente vinilo hasta pasado el 2000. No teníamos CD en casa de mis padres por lo que lo que hacía era siempre grabar el disco en un casete la primera vez que lo escuchaba y después lo que usaba era el casete y así preservaba el disco.

Tardé tiempo en tener CD… pero llegado un momento, dejé de comprar discos y empecé a comprar CD's, le pedía a alguien que me los grabara y en todo caso, los escuchaba en el PC. Y lo hice porque consideré que ya no tenía sentido comprar más discos de vinilo.

Más adelante compramos, ya no un reproductor de CD, sino directamente un DVD Vieta que podía reproducir MP3 y lo conectamos a la cadena de música, con lo que teníamos casi un Home Cinema, antes de que estuvieran de moda.

Usé mucho más el DVD como reproductor de CD's que para ver películas.

Cuando me independicé, tampoco me compré un equipo de música, sino un receptor de Audio/Video  (Home Cinema) Vieta VR-610 de 7.1 canales con 100 W por canal y un sistema de 6   altavoces (Neo 10) son con carcasa de aluminio y más grandes de lo habitual con dos conos de 88 mm y un tweeter de 10 mm y un subwofer de 254 mm y 150 W

Al amplificador le conecto lo que quiero escuchar y tampoco tengo CD, seguí como en casa de mis padres y compré un DVD Kiss, que fue de los primeros en reproducir Divx y que por supuesto, no sólo reproducía (y reproduce, aún lo tengo) MP3 sino también otros formatos de audio como Ogg Vorbis.

Volvamos en cualquier caso al tema que nos ocupa y es la moda del resurgir de los Vinilos

Uno de los motivos por los que creo que esto está de moda, es porque le interesa a la industria de la música y por tanto fomentan la moda todo lo que pueden. Si pones en valor el formato y lo que le rodea… dificultas la piratería. Y a esto se une que también hay una tendencia a valorar lo retro

Otros hablarán del sonido y de otros temas nostálgicos.

Hay algo que comenta la gente que defiende los discos de Vinilo, y es lo bonito de la ceremonia de poner un disco:
  • Seleccionarlo
  • Sacarlo y limpiarlo
  • Ponerlo en el tocadiscos
  • Seleccionar la pista y colocar la aguja
Eso la verdad es que es verdad que mola, toda esa liturgia.

La primera vez que mi hijo vio como ponía un disco, y como se ponía a girar, le flipó… y es normal porque es un proceso MUY FÍSICO…

Aun así para mi es prácticamente equivalente al CD:
  • Seleccionar el CD
  • Sacar ese disco brillante que cabe en tus manos
  • Abrir la bandeja del reproductor
  • Colocar allí el disco y ver como se cierra y empieza la magia…y a sonar de manera prístina y limpia
  • O uno de ranura que se come el CD
También me gusta ese ritual, no memos que el anterior.

Incluso en la música 100% digital hoy en día que puedes tener en un disco duro o en el teléfono, sobre todo si es una colección ordenada con sus portadas… el proceso de elegir qué vas a escuchar es mágico… porque lo importante realmente es la música.

Esto me lleva a otra de las grandes ventajas de una colección de música digital… y son las listas de reproducción algo que no es posible de hacer con un disco de vinilo, un casete.

Tenemos que ser consciente de lo que hemos avanzado.

Otro tema que se defiende de los vinilos es que las portadas y aquí es verdad que simplemente por el tamaño, se puede disfrutar mejor.

Las letras, ya no estoy tan de acuerdo porque casi que me es más cómodo el libreto de un CD que los de los vinilos, y en MP3, puedes tener la letra en los metadatos.

Lo de las portadas en cualquier caso es algo auxiliar, y siempre puede acompañarse el CD de un estuche especial si se quiere…pero todas estas cosas son minucias en mi opinión frente a las ventajas del formato digital:
  • ubicuidad para reproducirlo en múltiples soportes
  • facilidad de búsqueda y manejo
  • listas de reproducción
  • Posibilidad de copiar fácilmente y tener la copia en diferentes sitios…. seguridad
  • mantenimiento de la calidad de audio en el tiempo sin degradarse,

Ojo que una de las primeras cosas que compré cuando me independicé, fue un tocadiscos Kenwood. Además ya lo compré con un pre-amplificador para poder pasar directamente a entrada de línea que tengo conectada a mi Home Cinema y donde puedo disfrutar de mis discos, pero… lo otro que usé es un MiniDisc (de este hablaré en otro capítulo porque se lo merece). Con el MiniDisc, convertí a digital gran parte de mi colección de discos y casetes.

Yo por ejemplo tengo colecciones de vinilos que tenía en vinilo y que he acabado comprado en CD como lo de Dire Straits de los que soy muy fan.

Así que lo que me resulta gracioso es que durante años, la gente me preguntaba extrañada… ¿aún tienes un tocadiscos?...

Ahora que es una moda, me dicen.. te has comprado un giradiscos, que guay…

Debo ser un raro… porque soy de los que nunca he dejado de usar los discos pero no me pienso comprar nuevos, yo no me muevo por modas… si lo hiciera, tendría que colgarme una bicicleta en el comedor,… ahora para tener decoración cool se ve que hay que poner una bici en algún sitio… 

Es más… yo sigo escuchando casetes. Los pongo en el walkman y los escucho con los auriculares o conectados al amplificador, o en el coche.. Y por supuesto escucho mi minidisc…


Y se escucha con la calidad que pueden dar unas cintas que están como están… pero puedo disfrutar de mi música, porque es al final LA MÚSICA la que me interesa,… si algún día vuelve también la moda de los casetes,… ya he oído al respecto… yo no pienso caer tampoco y eso que debo ser de los pocos que los usa aún y algunos sí caerán en lo guay y cool de la moda y se comprarán casetes cuando los que tenían puede que los hayan incluso tirado… así es la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario